Friday, April 08, 2011

Feministas, ladren!

Odio el puto capitalismo. No, no, se me hace que odio más la puta globalización. ¿Por qué lo digo? Bueno, cuando yo era niña y en la tardes de ocio ibas a la tiendita de la esquina (que tampoco había tanto puto Oxxo, ni Súper 7 como ahora) lo que encontrabas era muy simple: Carlos V, los odiosos Bocadines, paletas Coronado, dulces Ricolino. En fin, ustedes me entienden: dulces pegostiosos, malos y baratos. Y ustedes también me entienden, estoy exagerando. 
El caso es que traer un chocolate como, pongamos por caso, Snickers, sólo podía significar una cosa: Que habías ido al Otro Lado.  Esos eran tiempos modestos. A lo mejor no felices pero sí modestos. Y entonces de pronto el TLC sucedió y la globalización se metió por todos pinches lados hasta llevarnos al punto en que, guardando sus distancias, vivir en Houston es exactamente lo mismo que vivir en Monterrey y viceversa (Quitemos el hecho de que ahorita estamos narcoguerreados y que Houston está en el gabacho, pues). El punto es que ahora comer un Snickers es cosa de todos los días y cuesta mucho más caro que un simple Bocadín. 
Lo que me caga de todo esto es que los Snickers son algo muy cercano a ser mi chocolate favorito y la publicidad que traen está ESPANTOSA. ¿Qué fue de aquella exquisita y elegante publicidad que decía que Snickers era para tapar el hoyo del estómago? No tengo la menor idea, pero ahorita trae una malisisisisisisísima en los panorámicos de la ciudad haciendo alusión al JUAY DE RITO y pendejadas por el estilo.
Pero la que está como para cagarse padentro es la de tele. Seguro ya han visto el finísimo comercial con Anahí. Y seguro han escuchado cosas como que es violencia de género y no es políticamente correcto y cosas así, pero francamente yo no sé con quien enojarme más, con la TRANSAnacional, con la globalización, con el consumismo, con la agencia de publicidad, con el que ideó la campaña de Snickers o CON LA PENDEJA DE ANAHI!!!! ¿¿¿CÓMO, CÓMO, CÓMO en la tierra se le ocurrió aceptar un comercial así????? Neta, Anahí, ¿es por lana? Porque aparecer en la portada de Playboy tiene muchísima más dignidad que confirmarle a todo México las poquísimas luces que tienes. De verdad, no puedo con esto, me parece una autoviolencia de género y me parece un auto gol.


3 comments:

Carmen said...

¿Y qué pasa cuando eres mujer y tienes hambre? ¿Un lobo, un travesti, un homosexual?´

Además Anahí no es ninguna niñita, que pinche anuncio, de acuerdo contigo.

Saludos

giannina said...

ay, guey. ni por donde comenzar a discutir esta pendejada... mañana se las enseño a mis alumnos. Ahi te cuento que dicen.

Tania said...

Yo les recomiendo que se renten "stick it", jajaja. Además en los extras tiene un video de Nastia Liukin en las barras asimétricas filmado a alta velocidad, que es una cosa bellísima.