Sunday, April 02, 2006

Novia mía novia mía


¿Qué hacer un sábado 1 de abril?
Fuimos a la primera boda lésbica de nuestras vidas. Fuimos por solidaridad y porque Yadira y Paola son amigas nuestras desde que llegamos al DF. Se conocieron, se gustaron, se enamoraron y decidieron casarse el sábado primero de abril. En la invitación decía FORMAL, y como la verdad no tenemos muy claro el concepto, nos vestimos de hindues, con ese traje típico que algún día Carmen nos dijo cómo se llamaba, pero que ya no recuerdo. La cita fue a las dos de la tarde, pero como se trataba de ser fiel a los rituales y costumbres, no empezaron sino hasta las cuatro. Era toda una señora boda, con sus mesas y sillas y familiares, todos en trajecitos y llorando a moco tendido, dando bendiciones y todos esos bonitos deseos. La mamá de Paola se echó un speech con un nudo en la garganta que me hizo pensar en aquello de "uno tiene lo que se merece", yo, en lo particular, no siento haber hecho nada malo como para merecerme semejantes padres, pero supongo que Paola ha sido muy buena niña y su mamá la quiere mucho, porque cuando su hija y nuera terminaron de bailar la canción de pareja, inmediatamente mandó a su novio y a su otro hijo a hacer el clásico desfile familiar en donde uno baila con otro y otro con uno. Las canciones estaban muy románticas, todos estábamos súper conmovidos y de repente, el güey del sonido que nos pone la de "Cómo te voy a olvidar... AMOR AMOR AMOR" Qué manera de hacerle perder la concentración a uno. Luego, lógicamente, llegó el mariachi. Cuando hicieron su triunfal llegada, estaba yo en la fila del baño y un tío mega hiper pedísimo sale con una sonrisota y me dice "Mire, todos estos señores que pasaron delante mío no subieron la tapa, así que use usted papel higiénico o algo" Jesús, qué pudor! En eso estaba, cuando el mariachi pregunta si entra con las "Mañanitas" y el hermano de Paola dice muy serio "No señor, es boda, empiece con "Novia mía" Y pues eso hicieron, así que su sorpresa fue enorme cuando en la mesa de honor había dos mujeres vestidas de novias"

5 comments:

Kickapú said...

Ojalá hubiera estado yo allí.
Da gusto leer cosas bonitas y, sobretodo, saber que acontecen en la realidad.
Estoy conmovido.
¡Enhorabuena para las chicas!

giannina said...

lindo y sin tristeza alguna cris

Akaotome said...

Mmmh... no, no hay tristeza para ellas. (Ok, empiezo a pensar que no hay una gota de optimismo en mí)

Carmen said...

El trajecito oriental se llama
Punjabi, se pronuncia punyabi.

¡¿Dónde andan?! Desertoras por segunda vez

Akaotome said...

Nos vamos al exilio, Carmen. Monterrey....