Thursday, April 17, 2008

Confieso que he leído... poco

Estamos ya a mediados de abril y yo me lamento hasta el cansancio, es más, estoy a punto de azotarme la espalda porque me parece que este año (y aunado al pasado) ha sido el tiempo de vacas flacas para mi pobre cerebrito. Mis índices de lectura continúan a la baja y yo me muerdo las uñas tratando de encontrar una posible solución.


Propósito de Año Nuevo


Inicié el año con una meta sencillita: leer un libro al mes. Y aparte inicié tramposamente porque hacía varios meses que había asaltado la biblioteca de una querida amiga y hurté con la promesa de devolución inmediata dos libros. Uno era el de Los rituales del caos de Monsiváis y otro Las Edades de Lulú de Almudena Grandes. El primero lo empecé a leer en octubre y lo terminé en enero, así que dije: "Bueno, que me cuente como el primer libro del año". Pero en eso mi hermana tuvo a bien llevarme tres libros sobre la vida de Jorge Negrete y pese a que ya los había leído, los volví a leer, con lo cual el engañoso contador subió a 4.



Febrero, rosca de Reyes cortamos
En febrero las cosas empeoraron, tenía la idea de empezar y terminar el segundo libro del asalto, Las edades de Lulú, pero algo pasó, y no recuerdo qué es, que probablemente tenga que ver con ajustes y desbarajustes en mis rutinas. El punto es que sí empecé a leer el susodicho libro pero lo terminé hasta marzo. Cabe destacar que en el proceso, Ana me robó el libro, lo empezó, lo terminó, y me lo devolvió. Aún así, el engañoso contador subió a 5.




Abril no pinta nada bien


Terminé el libro de Las Edades de Lulú y como yo le había regalado uno a Ana que se llama La Grieta, de Doris Lessing, y al verlo tan triste y tan solito porque Ana no se decidía a abrirlo, dijeme: "Pues lo voy a empezar yo", y en esas estaba y cuando apenas había leído las primeras páginas del libro, éste desapareció de pronto. Lleva dos días perdido y supongo que su dueña ya lo está leyendo, pero me ha dejado a mí en una terrible orfandad. Sin embargo, no se puede decir que no leo, puesto que ya leí, este año, dos veces el tomo 3 de la Enciclopedia de Monterrey, el libro no escrito de Roberto Hernández Jr., la historia de la Escuela de Medicina, cientos y cientos de blogs, cientos y cientos de artículos en internet sobre los más variados temas: desde tips para ahorrarte gramos de grasa al año hasta ensayos mafufos sobre filósofos europeos. Nada más ahora mismo estoy leyendo, en lo que a mi jefe se le ocurre alguna actividad para mantenerme entretenida, un libro en línea titulado European Perspectives on Hispanic Literature of the United States. Voy en la página 7 y los ojos los tengo como un par de tomates, pero creo que mientras resuelvo mi problema de tiempo y de dinero para comprar libros, optaré por e-libros gratuitos. Y cuando termine de leerlo, el engañoso contador subirá a 6.
Se me ocurre armar un programa de DOCE PASOS para el lector en rehabilitación. El primer paso es: Reconozca usted que está haciendo trampa al momento de contabilizar sus libros, por mucho que le haya gustado un libro no se la puede pasar leyendo el mismo título durante 52 semanas.
Voy a pensar en los otros once. Mientras tanto, confieso que he leído...

8 comments:

Akaotome said...

oh my god, resultó que solamente el primer capítulo de European Perspectives era gratis :S

Asilo Arkham said...

¡Juar! ¡Juar! Yo estoy igual. Apenas llevo la mitad de La conjura de los necios.

Nittai said...

Hola, encontre tu blog y me parece que sere visitante regular :)
Eso de la lectura... yo lo que hago es que escojo libros que me encantan. Pero me imagino que tu eres mas onda intelectual :)
De cualquier forma buena suerte y un saludo!

abogada said...

me uno a tu club soy de las personas que siempre quiere leer algo e intento leer un libro tras otro en este momento leo cien años de soledad me lo regalaron el 24 de diciembre y ve estamos en abril y aun voy a la mitad, cuando quieras te pasa un inventario de mis libros y si te gusta alguno te lo presto con gusto para que lo leas,te advierto soy fan de las novelas.

Akaotome said...

asilo arkham: jajajaja, pues qué pasa ahora, no será temporada de caza o qué?
nittai: hola, qué bueno que te gustó este humilde blog. Y lo de la lectura, pues no es que sea más onda intelectual, sino que siento que estoy perdiendo callo, jajajaja, ¿debería ser motivo de trauma? no lo sé, pero yo me traumo de todo.
abogada: no tengo ningún problema con las novelas, jajajaja, y ahora que me acuerdo, creo que aparte de los 3 libros de Jorge Negrete mi hermana me llevó otros más, jajaja y yo pidiendo prestado...

Pinche Vieja said...

changos... eso me recuerda que tengo aquí la insoportable levedad del ser, empecé a leerlo en septiembre y no he terminado...

no sé pq, es un libro corto pero me ha movido varias cuestiones...

o seaaaaa y no soy lectora lenta, ni empieces... solo q este me causa harto conflicto.

Lo retomaré... algún día.

Saludos!

Anonymous said...

No sólo ves peliculas de Jorge Negrete, ¡también lees sobre su vida! Criseida es hora de aceptar que tienes un problema y seguir adelante.El programa de los 12 pasos lo puedes emplear mejor para rehabilitarle de tanta película de charritos.
Por lo pronto puedes volver a asaltar mi biblioteca cuando gustes, siempre y cuando lleves para su devolucion los anteriores prestamos jojojo...

Ayax said...

yo tampoco he leido mucho últimamente :s