Tuesday, February 17, 2009

Need a rest?

Hoy fue el segundo día consecutivo en que olvidé mi lonche. Esto es una especie de boicot kármico a mis firmes propósitos de comer como Dios manda, luego de que mis primeros días en Houston sostuve una dieta a base de la Double Stacker de Wendy's (1.05 dls).
Por fin fui a HEB y compré avena para desayunar (y tratar de bajar el nivel de colesterol que seguramente me subió a las nubes con esas primeras semanas) y muchas verduras congeladas y pollo, para cocinarlo y traerme mi lonche todos los días. Pues ahí estuve en friega todo el fin de semana cocinando distintos platillos para la semana. Y hasta los puse en tuppers para refrigerarlos y en la mañana sacarlos y traerlos. Pero resulta que ayer se me olvidó traerme el platillo del lunes. Y hoy que sí me lo traje, lo puse a mi lado en el autobús. Lo último que recuerdo fue lo siguiente: Yo a punto de entrar a la oficina y diciendo en voz alta: "¿¿¿Pero no traía yo lonche???".
Sí, así es, perdí mi platillo del martes con todo y tupper. Lo bueno es que había comprado la marca de HEB y todavía me quedan cuatro, sino estaría por cortarme las venas.
Estoy pensando seriamente en inscribirme al Meal Plan o encadenarme el tupper a la muñeca para no olvidarlo o perderlo.
­¡Pero qué me está pasando!

4 comments:

MrH said...

qué te pasa, chiquilla qué te pasa, que dejas las comidas en el chencho o en la casa?

será el alemán? será el estrés?

a lo mejor si te conviene amarrarte el tupper... o esconderlo en algún rinconcito de la chamarra...

saludillos

oliviaenazul said...

Ay Criseida, no te digo, nomás a ti te pasa jajajaja

A pesar de eso espero que tengas un feliz resto de semana.

Akaotome said...

NO SE QUE ME PASA, de verdad... voy a tener que tomar serias medidas...

Tania said...

yo sí sé qué te pasa, pero no es apto para el horario de la tarde en clasificación "A"