Saturday, August 29, 2009

Si tienes tele...

Ok. Los que me conocen saben que es casi imposible que la televisión capte mi atención por más de diez minutos, a menos que en ese preciso marco de tiempo el programa me atrape y haga que mi mente maquine las más extrañas fantasías.
Sucede entonces que bien puedo prescindir de la televisión o en su defecto bien puedo ponerme al corriente rentando las series y viéndolas de jilo.
Y es así como soy realmente una papa en cuestiones televisivas.
Recuerdo bien una ocasión en que Ana se fue con todo e hijos y su madre (sí, yo me quedé con mi queridísimo suegro, adorado, beshototote) a un viaje que duró como mil meses y yo además de tener que lidiar con el síndrome soy un desastre cuando tú no estás en casa me ocurrió uno de los accidentes más fatales: No sé cómo ni por qué razón el Cable se desprogramó y solamente podía sintonizar DE PELICULA, Galavisión y un canal religioso. (Para recordar el evento hacer clic aquí).
Algo así me pasó ahora en Houston. Gracias a la generosidad de mi querida amiga Laurita Garza tengo televisión desde finales de mayo. Esa tele llegó a mi vida como anillo al dedo y con todo y convertidor digital. Sin embargo, como yo a eso de las teles no le entiendo me pasé todo el verano sintonizando un par de canales y como trescientos más religiosos. Recuerdo mucho la siguiente escena: Yo en el sillón donde tantas veces realicé escenas dignas de AHI ESTÁ EL DETALLE.


Saltando de canal en canal y de pronto me sorprendí embelesada viendo uno de esos programas religiosos y yo ya estaba a punto hasta de ir a la biblioteca por la Biblia y asentía con mucha convicción a cada una de las palabras del predicador hasta que reaccioné y rápido le cambié a ver cualquier cosa, volibol playero, lo que fuera.
Y entonces sucede que Laurita Garza regresa de donde andaba (se bajó del guayabo, pues) y yo muy educada como soy le agradecí infinitamente el detalle y le comenté como que no quiere la cosa: "Oye, si está muy bien eso de la tele, pero se ven muy pocos canales" y entonces ella se me quedó mirando muy extrañada y me dijo: "es que necesitas volver a buscar los canales". Eso hice ayer por la noche mientras todos mis amiguis andaban en el concierto de Pitbull y descubrí con todo el éxtasis que puedan imaginar que en Houston, en la señal abierta, así como quien prende la tele y cambia de canal se sintoniza MULTIMEDIOS TELEVISION!!!!!!
Ya no hay razones por las cuales me prive yo del talento e ingenio de Ernesto Chavana!!!!